Diario digital de San Bernardo del Tuyú. Noticias, fotos, eventos y datos de interés para los turistas que quieren disfrutar sus vacaciones y para los residentes estables que desean informarse.

27 dic 2021

Vacaciones saludables: Cómo alimentarse

Los carritos que recorren la playa y los comercios gastronómicos ofrecen muchas tentaciones, pero la salud no debe tomarse vacaciones: en San Bernardo del Tuyú y en cualquier otro lugar del planeta siempre es recomendable tener hábitos positivos que nutran al organismo.

Comprar comida rápida, pizzas, empanadas, sándwiches de miga, gaseosas, facturas o churros, por ejemplo, es una costumbre extendida entre muchos de los que pasan largas horas cerca del mar. Reemplazar esas tentaciones por menús que resulten deliciosos y saludables debería ser el objetivo colectivo para esta y las próximas temporadas, a fin de sentirse mejor, minimizar riesgos de enfermedades y ahorrar dinero. 

En San Bernardo Info consultamos a la licenciada María Florencia Chaves Morelli (MN 5635), una experimentada nutricionista, con el propósito de ayudar a las familias que visiten el Partido de La Costa a saber qué conviene elegir, y qué habría que descartar, para desayunos, almuerzos, meriendas y cenas aptos para todas las edades que llenen de colores los platos.  

La clave, indicó esta profesional, es pasar por verdulerías, fruterías y dietéticas para armarse un stock variado y de excelente calidad nutricional, más allá de aquello que pueda adquirirse en los supermercados. A la hora de hidratarse, el agua (presentada en mates, jugos, licuados o sola) debería ser la primera opción en todas las etapas de la vida, dejando en segundo plano a las bebidas azucaradas.

Viandas fáciles, rápidas, ricas y saludables

Destinar un tiempo a la elaboración de comida casera es ideal. De lo contrario, hay que intentar comprar productos que sean lo más saludables posible (sin excesos de conservantes, grasa, azúcares y sodio). Las ensaladas, los exprimidos y los licuados deberían liderar el ranking, además de darle espacio a los cereales, las leches vegetales y a los quesos untables hechos de semillas, por proponer alternativas que por el momento no son tan populares.


“Hasta hace un tiempo se contaban específicamente calorías, pero la nutrición es una ciencia que avanza a pasos agigantados y actualmente hay una mirada mucho más amplia que hace foco en enseñar a alimentarse, no enjuiciando a la mercadería sino valorando al alimento: frutas, verduras, frutos secos… Todo lo que no venga embolsado y ultraprocesado”
, sostiene esta especialista.

Su sugerencia no es “desterrar completamente los productos envasados”, sino hacerse amigos de la cocina y, con lo que uno tenga en su hogar, preparar platos intentando “no abrir paquetes”. El desafío, en este contexto, es “priorizar los alimentos sobre los productos”, una mirada ambiciosa pero que se orienta a ir disminuyendo los índices de enfermedades cardiovasculares y a instaurar una conciencia social que le dé relevancia a lo sustentable y agroecológico.

“Siempre que las personas se encuentren sanas, la idea es que la alimentación esté basada en alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, granos preferentemente enteros y semillas, sin límites de cantidad, por sobre todos los alimentos de origen animal”, comentó esta nutricionista egresada de la Universidad de Buenos Aires (UBA), quien apuesta por ir “reacomodando y reeducando, de a poco y en la medida de lo posible, al paladar”

Desde su punto de vista, además de acudir a profesionales de la salud para atender eventuales patologías y hacerse chequeos periódicos, es fundamental darle preparaciones saludables a los más pequeños ya que ellos tienen “el paladar muy virgen” y pueden “marcar la diferencia” al momento de evitar (o minimizar) el azúcar y la sal, que tantos problemas generan. “Los chicos son una esponja, por eso es importante darle mensajes positivos e inculcarles buenos hábitos de nutrición porque significa que, en el futuro, vamos a tener adultos responsables en la mesa”, considera María Florencia.

En definitiva, aunque resulte complicado y hasta poco seductor comer bien en vacaciones, la época veraniega puede ser un impulso interesante para empezar a consumir limonadas, licuados, ensaladas, vegetales grillados, frutas o múltiples preparaciones caseras que refresquen y alimenten dejando en la boca el sabor natural, es decir tal como viene, de cada alimento, sin procesarlo ni condimentarlo. 

Share:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¿Comentarios? ¿Consultas? No dejes de contactarte con nosotros. También podés seguirnos en Twitter: @SanBernardoInfo y @SanBernardo2022.

Archivo