Diario digital de San Bernardo del Tuyú. Noticias, fotos, eventos y datos de interés para los turistas que quieren disfrutar sus vacaciones y para los residentes estables que desean informarse.

27 dic. 2019

Sin calzado por la calle, una moda peligrosa

Cada vez con más frecuencia, durante la temporada veraniega, se observan personas de distintas edades caminando sin calzado por las calles de San Bernardo.

Con la excusa de tener los pies llenos de arena después de un paseo o una estadía extensa en la playa, mucha gente opta por regresar descalza al hogar u hotel, extendiendo esta costumbre a los más pequeños de la familia.

Aunque los peligros a los que se exponen aquellos que adoptan esta extraña moda o la llevan a cabo por decisión de los mayores a cargo son de público conocimiento, la realidad indica que es necesario repasar los problemas que acarrean la falta de ojotas, zapatillas o productos similares para, al menos, llamar la atención al respecto.

Un vidrio roto puede causar serios daños si se lo pisa, así como también es motivo de consulta médica clavarse algún elemento oxidado. Además, cualquier desecho o sustancia en el asfalto o en las veredas complica el andar ya sea porque hace resbalar, pegotea o moja. No es agradable cortarse, quemarse con el pavimento, quedar con un chicle pegado en el talón, entrar en contacto con materia fecal de animales callejeros ni apoyar los dedos justo en un charco: para evitarlo, mejor llevar calzado en todo momento y lugar que así lo requiera.

Un pisotón accidental (algo muy frecuente en temporada alta por la gran cantidad de gente que suele circular), por otra parte, se sobrelleva mejor con una estructura que resguarde los pies.

Por supuesto, cada adulto tiene la libertad de andar por la vida como le resulte más conveniente pero, ante la multiplicación de menores que, por decisión u olvido de sus padres, durante sus vacaciones en San Bernardo caminan o corren por veredas y calles con sus pies desnudos (y no por falta de dinero), se vuelve casi una obligación social aclarar que no es cuestión de marcar tendencia con el look sino de usar el sentido común: andar descalzo en la vía pública por voluntad propia, independientemente de la edad que se tenga, no es saludable, lógico ni recomendable.
Share:

1 comentario:

  1. Cuando era peque, la vez que conocí la playa, también me pareció raro que me hicieran caminar (aclaro lo de "me hicieran caminar" porque no es que opté por sacarme el calzado así porque sí) a pies descalzos de regreso al sitio donde estábamos. ¡Con lo delicada que es la piel de los críos! Agrego a lo dicho en la nota, que no está nada bueno pisar pavimento, encima al calor del sol... ni qué hablar! A veces los críos son conscientes de lo extraño... y los adultos no... ¿curioso no? Estaría bueno que alguien supervise este accionar. Gracias por mencionar este asunto.

    ResponderEliminar

¿Comentarios? ¿Consultas? No dejes de contactarte con nosotros. También podés seguirnos en Twitter: @SanBernardoInfo y @SanBernardo2020.

Archivo